Nuestra Organización

5to Boletín - Comunicado de psicología (COVID-19)

Artículo 005

Comunicado de psicología (COVID-19)

Cordial saludo padres y estudiantes de la comunidad educativa tenorio Herrera.

Hoy, el boletín virtual se enfocará en desarrollar el tema de, cómo debo acompañar a mi hijo y entender cómo se aprende.

El primer aspecto que debemos tener en cuenta es que el aprendizaje depende netamente del desarrollo neurológico, es decir, de los avances biológicos naturales del ser humano. Es por ello que, un niño de la etapa de 3 a 6 años no aprende de la misma forma que un niño de mayor edad, así veamos y a veces lo decimos: que “ya es como un adulto”, “él entiende todo, porque ya está más grande”; el tamaño o altura del niño no tiene que ver con el desarrollo del cerebro. La edad si. Lo que se adquiere es conocimiento en la edad, pero el conocimiento no nos hace entender todo, lo que hace que lo entendamos es el haberlo aprendido.

Y para aprender, se requiere un ambiente favorable, los estudios de neuropsicología (ciencia que estudia el cerebro como órgano de aprendizaje) han recalcado que la calidad del aprendizaje depende de factores biológicos del ser humano y del contexto en el que se desenvuelva, así pues, un ambiente familiar o un ambiente educativo estresante altera significativamente el proceso de aprendizaje.

Durante esta cuarentena, es natural que las emociones y sentimientos esten al borde, generando estrés, ansiedad, irritabilidad, impaciencia, agotamiento mental, insomnio, somnolencia, entre otros síntomas que intervienen en el momento de acompañar y realizar las actividades y compromisos académicos.

Aquí es importante resaltar que tu labor como familiar o acudiente del estudiante, es de acompañante en el proceso de aprendizaje, eres el guía que orienta el medio y favorece herramientas para facilitar el proceso de obtener la información.

Un dato clave, es que durante este tiempo, los estudiantes adquieren información que favorece su aprendizaje, pero es normal que aún fallen en el momento de recordarla. Puesto que se requieren, más acciones y tiempo para aprender. Así pues, no te desesperes si notas que el niño/a o estudiante aún no se sabe la lección.

Entonces como acompañantes, ¿cómo hacemos para que él/ella responda a las preguntas del examen y gane el año?

Como se describe en los párrafos anteriores, el aprendizaje depende de diferentes factores, verdad?, pues bueno, el cerebro requiere de ayuda para hacer sus procesos de la información, los cuales son: percepción, retención, análisis, emisión y control.

El desafío en casa está en crear espacios, ambientes y estímulos favorables. miremos cuales pueden ser:

En esta cuarentena el horario se trastoca, las funciones y actividades del hogar se desorganizan, generando una sobrecarga que propicia el estrés y un desorden en nuestra cotidianidad.
Es allí donde la mejor estrategia es trabajar en equipo delegar funciones y hacer nuevos pactos de convivencia. Invita a tu familia para que escriban estos nuevos acuerdos y se reorganicen para trabajar en equipo, de esta forma disminuirán las emociones que se desarrollan en el ambiente familiar y que desfavorecen el aprendizaje.
Otro aspecto, es fomentar el silencio o evitar sonidos estresantes durante el tiempo que el estudiante esté frente al aula virtual, que pueda concentrarse solamente en ese espacio, y es recomendable que escriba y plasme los conocimientos impartidos en ese día, puesto que de esta forma el cerebro retiene mejor la información y la asimila para favorecer el aprendizaje a futuro.
El tercer Factor, es mantener la atención auditiva y visual en la clase, acompañado de movimientos motores gruesos, es decir, pararse, estirarse, elevar los brazos, hacer movimientos suaves con la cabeza, tomar agua, sin perder la atención. Es a lo que llamamos también pausas activas pero con la atención al objeto de aprendizaje.

Esto permitirá que el estudiante pueda participar activamente, ejercitando su capacidad de atención y concentración.

Veamos entonces aspectos importantes en el proceso de aprender:

“Si el estudiante no está aprendiendo de la forma que tú le estás enseñando, debes modificarla para que él asimile mejor”.

Esto quiere decir, que cada persona tiene un proceso singular y único de aprendizaje. (Si tienes un espacio de tiempo te invito a consultar sobre inteligencias múltiples y sobre los estilos de aprendizaje, aquí te los resumo.)

Existen varios tipos de inteligencia que son: lingüística, lógico-matemática, musical, espacial, cinético-corporal, interpersonal e intrapersonal. Gracias a esta teoría, se ha comprendido que No necesariamente Somos buenos para todo y que tenemos habilidades según nuestra área de inteligencia.

Y los estilos de aprendizaje pueden ser visual, auditivo y kinestésico, La persona visual aprenderá a través de lo que observa, el auditivo a través de lo que Escucha y el kinestésico a través de lo que hace o practica con su cuerpo. Así pues, para ti como acompañante, de pronto te quede más fácil “decirle” la instrucción, pero al estudiante le queda más fácil “practicarlas o hacerlas con sus manos”. He allí la importancia de coger granitos, dividir una fruta, colorear, escribir en el tablero, hacer movimientos con el cuerpo, usar una canción, “observar” un video, ya que cada uno aprende de acuerdo a su canal o estilo de aprendizaje.

Si ves que al acompañar al estudiante no te entiende de una forma, entonces debes buscar otra forma de explicarlo para que te comprenda, esto sobre todo, en edades tempranas como preescolar o primaria.

Ya en bachillerato, los estudiantes de acuerdo a su edad poseen mayores habilidades, puesto que su cerebro ha madurado y tiene un procesamiento de la información más elevado según su edad, es decir, están en la capacidad de interpretar, comprender, argumentar, reflexionar, y construir con base en la instrucción , el conocimiento y lo aprendido. Si por algún motivo observas que éstas habilidades cognitivas poseen alguna dificultad, es importante revisar con un profesional para brindar estrategias e identificar factores que estén afectando dichas habilidades.

En preescolar y primaria los niños requieren de mayor repetición y guía para llegar a la adquisición del aprendizaje, y para que se instaure requiere de más tiempo.

Cada ser humano tiene cerebro único con estilo de aprendizaje único.

Enseñar, es poder dar estímulos, recursos, posibilidades, herramientas y desafíos, para que la otra persona se motive e inicie su propio proceso de aprendizaje.

Sócrates decía: “yo no puedo enseñar nada, sólo puedo enseñarte a pensar”.

Como acompañante o guía, es importante que tengas presente que el aprendizaje No es automático, requiere de la repetición y tiempo. En edades tempranas, te recomiendo que no satures la información, pero que sí durante el día generes aprendizajes cotidianos para reforzar el conocimiento, volviendolo práctico en el día a día.

Finalmente, te comparto lo que plantea la neurogenética y la neurociencia, ellas explican que el cerebro necesita para aprender, sentirse incluido aceptado, esto es a lo que se llama: sentido de valía social, es decir, si el ser humano se siente valioso, amado, respetado y no juzgado o señalado, el cerebro está más liviano para aprender y con mayor disposición para evocar lo aprendido, así pues la invitación es construir juntos un ambiente propicio.

En la próxima entrega del boletín virtual hablaremos sobre Cómo tener y mantener un ambiente propicio para el aprendizaje.

Con cariño,

Mónica B. Castrillón V.
Psicóloga CMAR
@psmonica
correos de contacto:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Celular: 316 7537865

 
Diseño, programación y soporte Webmaster Cali

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Conocer más